Errores que una tienda online no debe cometer

Para gestionar una tienda online lo primero que hay que tener claro —y esto lo recalco siempre— es que no es una tienda física, aunque haya muchas similitudes. Una vez que se entiende y se asimila esta idea estamos en condiciones de comprender qué errores no debemos cometer.Internet ha venido para quedarse y las ventas por este canal aumentan año tras año, como demuestran las estadísticas. Para beneficiarse de este hecho, aconsejo evitar cometer los siguientes errores, que están entre los más usuales:

plan de marketing1) Cuando abrimos una tienda física sabe mos sin ninguna duda para qué lo hacemos, pero, en muchos casos, no lo tenemos tan claro cuando abrimos una tienda online. No es suficiente con excusas como “hay que estar”, “la competencia está”, etc., hay que diseñar de antemano un modelo de negocio viable.

2) El diseño de la página debe ser dirigido por uno mismo —como experto que es en su negocio—, dejando que el personal informático lleve a la práctica nuestras ideas, haciendo el trabajo que bien saben hacer, pero siguiendo nuestras directrices. Hay que estar encima, cuidando los detalles hasta que todo esté a nuestro gusto.

Hay que cuidar mucho que nuestra página sea agradable a la vista y funcional, así como que esté preparada para recibir muchas visitas.

3) La página web debe ser nuestra página y tendrá que ser única. Está bien saber qué ofrecen otras páginas similares, porque se puede aprender rápido lo que de otra manera nos llevaría mucho tiempo, por no conocer este terreno. Con estas ideas en mente diseñaremos una página única, reconocida por nuestros clientes y visitantes.

4) Los precios de venta en las tiendas online no tienen que ser los mismos que en la tiendas físicas. Al cambiar la distribución y los costes habrá que asignar nuevos precios a cada producto. Además, es muy importante disponer de una imagen de cada producto y una reseña, porque los clientes no pueden tocarlos físicamente.

tienda online
5) La comunicación con los clientes o potenciales clientes debe mantenerse continuamente. Hay que tener —y renovar— un blog, tanto para captar la atención de la clientela como para conseguir un buen posicionamiento SEO en los principales buscadores.También es imprescindible estar en las redes sociales, porque son la mejor fuente de información sobre qué buscan de verdad nuestros clientes. Y nunca está de más recurrir a técnicas publicitarias poco costosas como ofertas, sorteos, promociones y demás.